Hna. Elizabeth comparte un mensaje para cada uno de nosotros

Mensaje

Para cada uno de ustedes mi saludo fraternal en este inicio de otro periodo de rectoría (220-2024), después del Consejo Superior del 16 de junio.

No podía dejar pasar más tiempo sin dirigirme a toda la comunidad universitaria, en especial a ustedes los colaboradores de la UCM, no solo a nombre personal, sino también en nombre de cada una de las hermanas que formamos en este momento la comunidad local de la Universidad Católica de Manizales.

El pasado 16 de junio cada una de nosotras recibió un nuevo envío para permanecer en la UCM como comunidad local desarrollando su misión en esta obra de Iglesia y de Congregación. En este contexto de comunidad local y comunidad universitaria, con humildad asumo nuevamente este envío misionero para compartir con las hermanas y con cada uno de ustedes la responsabilidad y el reto de continuar apostándole a este “Proyecto de amor que apunta a la excelencia”, de la mano de Dios y con la confianza puesta en él, en la fecundidad y fuerza creadora del Carisma de Marie Poussepin, y en cada uno y cada una de ustedes, los que caminan y forjan hombro a hombro con las hermanas esta obra de educación superior.

Este tiempo marcado por la crisis de humanidad, pone frente a nosotros un reto enorme: mantenernos unidos en medio de la tormenta, comprometernos en el sostenimiento de la UCM, vivir en clave de solidaridad, de madurez, de responsabilidad con el cuidado del sí mismo para cuidar a los demás. La manera como leamos esta situación, sus circunstancias y consecuencias depende de cada uno de nosotros, o somos hombres y mujeres de esperanza, capaces de pensar en el nosotros, o pasaremos como espectadores, egoístas, auto referenciados… incapaces de cuidar la vida, el mayor don que tenemos.

Nos espera un tiempo de decisiones necesarias y retantes en el contexto de un mundo y un país que se mueve en medio de la incertidumbre, la carencia para muchos hermanos y la crisis económica. En este sentido, quisiera compartirles que la UCM fue un poco más allá de sus capacidades en el apalancamiento de nuestros estudiantes y sus familias, esto genera la necesidad de cuidar los recursos, optimizarlos y redistribuirlos de manera que podamos quedarnos en la UCM y hacerle frente a esta circunstancia juntos, tejidos, solidarios, conscientes de que en este momento necesitamos pensar en todos, y en la Institución y su continuidad, no solo en este segundo semestre, sino en el tiempo. De todos es conocido que el impacto de esta pandemia la sentiremos a corto, mediano y largo plazo. Por eso proyectar la Universidad desde el Plan Estratégico de Respuesta a la Crisis que compartimos con ustedes en el espacio comunitario que precedió al Consejo Superior ha sido vital para el equipo directivo.

Para todos mi invitación a continuar el camino, a proyectar a la UCM como institución inteligente capaz de adaptarse y responder al momento histórico que nos corresponde vivir e intervenir, a comprometerse solidaria y corresponsablemente con su consolidación y sostenimiento en el tiempo, a hacer todo cuanto esté a nuestro alcance desde nuestro rol y misión en la Universidad por motivar a los estudiantes a volver y permanecer, a volvernos creativos para buscar recursos que nos permitan sostenernos no solo con las matrículas. Hoy más que nunca la UCM nos necesita abiertos, flexibles, recursivos, responsables y comprometidos con esta obra.

Por último, mil gracias por sus saludos y palabras de aliento y estímulo, por el reconocimiento que recibimos de la comunidad universitaria en el Consejo Superior del 16 de junio, detalle que tocó nuestro corazón. Los seguimos acompañando con nuestra oración a cada uno de ustedes y sus familias. Que el Dios de la vida nos proteja, nos guíe y nos acompañe con su gracia y misericordia en este momento y siempre.

Nuestra oración especial hoy por todos los papás de la UCM. Bendiciones y feliz día.

Fraternalmente,

Hna. Elizabeth Caicedo C.

Rectora

Un pensamiento sobre “Hna. Elizabeth comparte un mensaje para cada uno de nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *