Mensaje desde Rectoría

Hna. Elizabeth Caicedo Caicedo

Estimados colaboradores:

Cordial saludo para todos y todas:

Hemos acompañado durante estos días a la comunidad universitaria: directivos, administrativos, profesores, estudiantes y algunos padres de familia para vivir y sortear de la mejor manera esta situación que estamos viviendo, no solo nosotros sino el mundo entero.

Este tiempo estamos invitados a leerlo y vivirlo como una oportunidad para aprender, para reflexionar en torno a nuestro sí mismo, nuestras decisiones y maneras de enfrentar las crisis y coyunturas, de tal manera que sepamos agradecer lo que tenemos: nuestra familia, las personas que nos rodean, nuestro trabajo, los detalles cotidianos que en general pasan desapercibidos por la velocidad de la vida y salgamos de esto fortalecidos y dispuestos a comprometernos con la defensa de la vida y el servicio a los demás con lo que somos y tenemos.

Ante este momento de crisis, las Hermanas tomamos la decisión no solo de mantener el empleo de todos nuestros colaboradores, sino de no parar el desarrollo de las actividades de la Universidad para extenderle la mano a quienes más nos necesitan en estos momentos: nuestros estudiantes y familias. Gracias a ellos existimos como Institución y todos tenemos una misión y trabajo que llevar a cabo, ninguno de nuestros roles es menor, en la UCM todos somos formadores y aportamos a la formación integral de nuestros estudiantes y comunidad universitaria en general.

En este sentido quisiéramos darles un mensaje de tranquilidad. Aquí estamos para afrontar esta situación, para acompañarlos, para escucharlos si ustedes lo consideran necesario, con toda la capacidad que la UCM tiene primero en su talento humano y en las condiciones que venimos desplegando para que todo salga bien y nos permitan continuar el camino de mejora continua.

Para todos los colaboradores nuestro reconocimiento por su capacidad de adaptación, su capacidad de respuesta comprometida para que los procesos continúen y den cuenta de la calidad de personas que somos que se ve reflejado en nuestro trabajo y misión. Por ser propositivos a la hora de buscar soluciones y por estar atentos a los llamados de sus jefes inmediatos y de la Institución y los llamados a “estar en casa” que nos hacen las autoridades y los aprendizajes de los otros países cuyas realidades acompañamos por los medios de comunicación y nosotras desde nuestra presencia misionera en tantos países.

Como es de su conocimiento la Vicerrectoría de Bienestar y Pastoral ha abierto algunas líneas de atención para la comunidad universitaria: El Servicio Médico estará atento para atender sus preguntas y consultas personales y familiares, de igual manera el Servicio de Psicología, Trabajo Social, Pastoral y nosotras las Hermanas. Mil gracias a todo el equipo por su compromiso. Este es un apoyo que es necesario compartir con los estudiantes, por eso muy comedidamente les solicito a los profesores compartir la información institucional con nuestros estudiantes a través de los grupos de WhatsApp.

Un reconocimiento especial a los profesores que además de compartir su saber por este medio están acompañando de manera cercana a los estudiantes con su escucha, su interés por sus situaciones personales y la solución a sus dificultades académicas, para ellos mil gracias.

A todo el equipo que nos permite comunicarnos por los medios digitales las plataformas, redes y diseño, que ha trabajado incansablemente aquí y ahora desde sus casas como puentes en la comunicación de la comunidad universitaria nuestra gratitud y reconocimiento.

A quienes se han interesado por las Hermanas y nos han ofrecido sus servicios y buena compañía Dios les pague.

Para finalizar quisiera invitarlos a:

A orar desde nuestra opción para vivir nuestra espiritualidad y confesionalidad. Este es un momento en el que la vida nos necesita fuertes espiritualmente, maduros en la manera como leemos y afrontamos la incertidumbre, el miedo, los cambios, comprometidos con los más vulnerables en la medida de nuestras posibilidades, confiados en el Dios de la vida que nos acompaña y hace camino con nosotros. A nuestra Señora de la Presentación le presentamos sus necesidades.

Los invitamos a no desatender los llamados a permanecer en nuestras casas, a cumplir las medidas sanitarias con rigor y responsabilidad. Si somos responsables al asumir esta cuarentena lograremos minimizar el número de contagios y muertes. Esto depende de cada uno de nosotros y de nuestras familias, amigos y familias extensas, seamos líderes, voceros, “tocadores de conciencias”.

Sigan contando con nuestra oración por todos, por sus familias, por nuestro país, por el mundo entero.

Contamos con ustedes. Quédense en Casa.

 

Hna. Elizabeth Caicedo o.p

Rectora

8 pensamientos sobre “Mensaje desde Rectoría

  1. martha liliana marin cano

    Rectora, Hna. Elizabeth, Vicerrectoras, Hna. Gloria, Hna. Beatriz, Hna. Amanda

    Gracias por la oportunidad que nos brindan a los directivos, administrativos, profesores, estudiantes, familias y demás personas, de continuar con el servicio en pro de la formación integral de tantos seres humanos que han creído en nuestra querida institución. Yo se que ustedes, han vivido momentos muy difíciles, que solo ustedes en su intimidad lo saben. Nosotros desde afuera hemos logrado identificar en ustedes prácticas humanas que magnifican la misión y la obra congregacional. Han pensado en nuestro bienestar y el bienestar de los otros. Sus gestos solidarios han permitido consolidar procesos y así mismo generar oportunidades para todos nosotros. Ahora nuestro compromiso con ustedes y la comunidad es la actuación honesta, atendiendo a cabalidad las orientaciones que ustedes han generado para el óptimo resultado de los procesos formativos y administrativos.

    GRACIAS QUERIDAS HERMANAS POR ABRIR CAMINOS DE ESPERANZA EN LA INCERTIDUMBRE.

    UN ABRAZO EN LA DISTANCIA COMO SIMBOLO DE GRATITUD

  2. Juan Pablo Sanchez Duque

    Muchas gracias por sus oraciones, mi familia y yo les agradecemos por los esfuerzos que están realizando por toda la comunidad universitaria.

  3. Patricia Gómez González

    Buenas tardes.
    Estamos un momento de reflexión, de cambio y de transformación a nivel personal, familiar, social, religioso, económico, ambiental y empresarial… “gracias al Covid 19”, ésto nos lleva a todos a ser solidarios, comprometidos, éticos y respetuosos de lo que se nos está pasando.
    Con Dios y unidos en la Fe, la Esperanza, el Amor y la Caridad, saldremos adelante.
    Gracias a la Comunidad de la Presentación y a los directivos, por estar pendiente de nosotros y a pesar de la distancia “seguimos siendo un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.
    Bendiciones a todos y Cuídense… quiero volver a verlo.

  4. lucelly arcila

    Respetadas Hna. Elizabeth, Hna. Gloria Estela, Hna. Beatría, Hna, María Amanda.

    GRACIAS,

    El mensaje anima y estimula a continuar unidos como comunidad universitaria, en el cumplimiento de la Misión.

    También las tengo presentes en mi oración, pido a Dios, protección e iluminación para ustedes, que su salud sea perfecta, sus obras permanezcan y la UCM continúe irradiando a la sociedad la fuerza del Carisma de la Congregación.

    GRACIAS,

  5. María Nancy

    Apreciadas Hermanas gracias por su respaldo y gran compromiso cristiano para con nosotros, mi papá y yo se los agradecemos enormemente y que en esta época de incertidumbre, sus manos bondadosas se vean colmadas de las bendiciones nuestro Señor. Fraterno abrazo

  6. Angela Beatriz Restrepo Puerta

    Dios las bendiga y las proteja de todo mal a

    usted y a toda las hermanas. Mil y mil gracias

    por el cuidado especial que nos han dado a los

    adultos mayores en esto momentos en que

    somos muy vulnerables para este nuevo y

    peligroso virus.

    Dios mediante saldremos adelante.

  7. Paula Andrea Botero Alvarez

    De mi parte, mi familia y equipo de trabajo, les agradecemos sus palabras, su gesto de cariño y apoyo incondicional en esta contingencia, somos conscientes de lo que significa para la universidad y por esto les manifestamos nuestro apoyo y disposición infinita para con ustedes y toda nuestra familia UCM. Esta situación nos hace reinventarnos y resignificar nuestra manera de ver la vida, nuestra costumbres y sueños, la manera de interactuar y hasta de pensar.

    Desde casa seguiremos con nuestras oraciones para que todos estemos bien, podamos continuar con nuestras labores y seguir contribuyendo a la formación integral de nuestros estudiantes.

    Mil y mil gracias por lo que han sido y nos han permitido para cuidarnos y cuidar a nuestras familias hoy y siempre.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *